S21-06

S21-06

Ciencia Ciudadana como elemento transformador de la sociedad

El interés por la Ciencia Ciudadana (CC) viene avalado por la voluntad de reducir la brecha entre la ciencia y la población. Con la institucionalización de la ciencia en el siglo XIX, esta fue ganando en prestigio, pero al mismo tiempo se alejaba de la ciudadanía haciéndose más inaccesible. Fue en el siglo XX cuando su sofisticación hizo más evidente la brecha entre los científicos y el público en general. A finales del siglo XX, la toma de conciencia de la necesidad de implicación en la toma de decisiones que afectan a la ciudadanía, así como la llegada de elementos que posibilitaban dicha participación, trajo aparejado un interés y un acercamiento que puso los cimientos de lo que actualmente denominamos Ciencia Ciudadana. Según el Libro Blanco de la Ciencia Ciudadana (2014), esta se refiere … “a la participación del público en general en actividades de investigación científica, al contribuir los ciudadanos activamente a la ciencia, ya sea con su esfuerzo intelectual o con el conocimiento que les rodea o con sus herramientas y recursos”. De una forma más sencilla, se puede resumir en la participación de los ciudadanos en actividades de ciencia en la que los ciudadanos pueden actuar como contribuyentes, colaboradores o líderes de un proyecto, participando en distintas etapas del proceso según sus capacidades y siendo reconocidos en los resultados y publicaciones finales del proyecto. Su participación puede generar beneficios tanto a nivel individual (satisfacción personal, oportunidad de aprendizaje…) como global potenciando su capacidad de influencia en decisiones políticas.

Firmantes

Nombre Adscripcion Procedencia
Mª Elena García Ruiz Universidad de Cantabria España
Francisco Javier Lena Acebo Universidad de Cantabria España

ORGANIZA

COLABORA